Blogia
NOTICIAS de la Plataforma Perú Libre de Transgénicos

Guerra avisada no mata biodiversidad


Alerta. investigadora expone peligros de transgénicos para el Perú

Realizó investigación mundial sobre la mayor empresa de OGM

Denunció que oculta información sobre efectos de sus semillas

Karina Garay Rojas
kgaray@editoraperu.com.pe

No se calla nada. Marie-Monique Robin, autora del libro El Mundo según Monsanto, pareciera estar contra el tiempo cuando detalla lo encontrado a lo largo de tres años investigando a la mayor empresa de semilla transgénicas del mundo.

"Monsanto quiere controlar la cadena alimenticia a través de sus semillas transgénicas patentadas, como sucede en India donde ha comprado todos los semilleros del país, dejando a los agricultores sin otra opción que sus semillas", sostiene.

La periodista francesa, quien estuvo en Lima, para asistir como ponente del Primer Seminario Internacional Semillas de la Diversidad vs.Transgénicos, ha indicado que el ingreso de Organismos Genéticamente Modificados (OGM) o transgénicos son un tremendo peligro para los países de alta biodiversidad como el Perú.

Afirma que el riesgo se halla en su modelo de producción agrícola, altamente dependiente, además de contaminante.

Los campesinos que optan por estas semillas, deberán comprar también un insecticida desarrollado por dicha empresa. Cabe destacar que no se podrán quedar con semillas para emplearlas en una segunda cosecha. Deberán comprarlas siempre.

Robin manifiesta que estos productos -comercializados ya en Brasil, Argentina, Paraguay, Canadá, India, entre otros países-, traen consigo la posibilidad de contaminación biológica.
"La soya tradicional está por desaparecer. Dentro de 10 años no habrá otra especie que la transgénica que contaminó a las otras", refirió.

El ingreso de la trasnacional acabaría con la diversidad de la que se precia el Perú, dijo, por lo cual recomendó que se analice con cuidado la posibilidad de abrirles la puerta.

Comentó que algunos agricultores se han visto enjuiciados por Monsanto, al presentar entre sus cultivos ejemplares de sus semillas modificadas, pese a no haberlo buscado, ya que la polinización puede atravesar grandes distancias.

"Hay que explicarle a la gente que los únicos transgénicos cultivados en el mundo son de dos categorías: Las plantas que han sido manipuladas para poder recibir el pesticida Roundup -como la soya que se cultiva en Brasil y Paraguay- y las plantas BT, que han sido manipuladas para poder fabricar un insecticida del mismo nombre, el cual procede de una bacteria del suelo", señaló.

Concientizar
La investigadora dejó en claro que la intención de su libro, traducido a 12 idiomas y vendido en más de 20 países, no es desprestigiar a Monsanto sino informar sobre lo que hay detrás de esta empresa.

"Si hubiera una investigación clara y seria sobre los efectos de estas semillas, en la tierra y las personas, no habría ningún problema. Pero a la empresa no le importa más que vender. Todos los que han intentado hacerlo han terminado fuera de sus trabajos.Todo eso está documentado en mi libro. Ellos nunca quisieron darme una entrevista", subrayó, para luego adelantar que dentro de poco iniciará una investigación sobre el origen medioambiental del cáncer, ya que para ella dicha enfermedad está en el plato de comida.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres